- Nosotros-

Filosofía

Dedicados a una agricultura saludable donde aplicamos tradición con buenas prácticas que cuidan no solo de las plantas sino también de su entorno y de las personas que trabajamos ahí.

 

Usamos el manejo integrado de plagas y el abonado natural de las plantas. Reincorporamos la poda de los árboles picando la madera, haciendo uso sostenible de la naturaleza.

 

El proceso, después de la cosecha manual es natural, sin químicos, logrando que nuestros productos sean frescos y ecológicos.

 

Un fruto con sabor, color y textura natural que luego es prensado para dar un zumo con sabores y aromas especiales. 

El Fundo La Victoria inició sus siembras en el año 1950 con cultivos de algodón, en el cual, el Perú era y es reconocido por la calidad de la fibra; una de las más finas del mundo.
 
Los olivos fueron sembrados en el años 1969 cuando el ministerio de agricultura llevó plantas desde ensenada, región Arequipa, y se compró un primer lote, para luego realizar propagación por medio de estacas de dichas plantas.

Nuestro aceite resulta de la combinación de la variedad sevillana principalmente, junto con otras variedades aceiteras como son: Lecchino, Arbequina y Coratino que se colocaron como plantas polinizadoas. Luego se realizaron siembras de lotes dedicados a la producción de aceite de oliva Arbequina y Koroneiki.

Historia
flv-105
flv-88
flv-104
flv-99
flv-77
flv-88_edited
flv-54

© 2020 Fundo La Victoria.